El blog de Itxi

Me llamo Itxi y tengo esclerosis múltiple remitente recurrente. Participo en el blog con el objeto de poder tener un espacio en el que, personas con esta enfermedad así como allegad@s a nosotr@s, encontremos un lugar en el que podamos compartir nuestras experiencias, sentimientos y cambios en nuestra vida desde un punto de vista personal.
Quiero matizar porque he elegido la foto de un amanecer. Siempre he sido una persona muy positiva y la enfermedad me ha hecho ver las cosas de forma distinta en muchas ocasiones.Creo que es muy importante seguir manteniendo esa luz a pesar de costarme muchas veces y el amanecer me inspira ese positivismo que no quiero dejar escapar.

Mi viaje al Hospital (Parte 2)

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Mi Viaje al hospital

Ala!, ponte en posición fetal y claro ni moverte vaya a ser que pinchen donde no es. Mi miedo era que pincharan mal y me quedara inválida. ¿Qué cosas más tremendas se nos pasan por la cabeza, verdad? No sé si os ha pasado a vosotros… además me tuvieron que pinchar tres veces… Luego la sensación que tuve al sacar el líquido, aún la recuerdo, se me caían las lágrimas sin querer llorar, creo que por el miedo que tenía, no sólo de la prueba sino del posible diagnóstico. Me comentaron que la prueba era para descartar lupus y esclerosis.

Cuando me estaban haciendo la prueba llegó mi novio y mi madre más tarde. Fue un alivio ver caras conocidas en ese momento qué tan vulnerable me sentía.  Por cierto que menudo dolor de cabeza que se me puso con la pruebita esta….

A estas altura ya me imaginaba que algo gordo me iban a decir….. Y llegó el día, faltaba alguna prueba más, y una resonancia.  El día de la resonancia estaba con mi madre, y cuando salí estaba con una conocida suya del hospital y me dice:

–         Bueno ya lo sabéis no?

–         Le pregunto ¿el qué?

–         Me dice , lo que tienes.

Al decirle que aún los médicos no me han dicho nada me dice:

–         Pues eso lo que sabíamos, esclerosis múltiple

Me eché a llorar y mi madre se emocionó también. Y esta persona me dijo :

–         No llores, que ya está, ya te lo imaginabas

Le devuelvo que no lo sabía, que no me lo imaginaba,  que era la primera noticia que tenía, y tenía derecho a tragar la noticia y expresarlo, que ahora era el tiempo para llorar y que ya tendría tiempo para colocar todo en su sitio.

Es muy importante como se dicen las cosas porque el efecto que puede producir en ti puede ser devastador, y máxime cuando son temas de este estilo que suponen un cambio radical en tu vida, y para lo que necesitas un reseteo que muchas veces ni lo consigues por completo.

Ese día no puede comer, me pasé el día llorando y pasándome mil cosas por la cabeza. Me compadecí de mí misma, sí, me hice la pobrecita y volví a ser una niña.

Entre mis pensamientos a parte del final de mi vida, estaba también la relación con mi novio que hacía poco que me había ido a vivir con él. Me costaba expresarme pero esa tarde hablé con él y le expuse mis pensamientos. Le comente que era una enfermedad grave, que va a más, (lo poco que intuía sobre la EM), y que podría resultar una carga para él, que entendería que se replanteará la relación conmigo.

Yo estaba en un grito, temía que me dijera que se iba, pero me parecía justo plantearle esta pregunta. Me sorprendió y me contestó:

–          Si he llegado hasta aquí contigo, porque no seguir para adelante, estaremos los dos juntos, tranquila.

Cuando le pregunté si estaba seguro, que no sabía cómo iba a evolucionar,  me dijo que no tenía nada que pensar, que se quedaba donde estaba.  Fue increíble, la verdad, me quito un peso de encima muy importante y actualmente es mi marido.

 

23 opiniones en “Mi viaje al Hospital (Parte 2)”

  1. Estaba esperando ya tu post, Itxi. Me ha gustado mucho, compañera resiliente.
    La punción lumbar -y en mi caso su insoportable dolor de cabeza posterior-, el miedo, LOS MIEDOS, la inestimable ayuda de alguien (en nuestro caso nuestra pareja)…
    Estoy convencido de que “nuestra amiguita” no tiene porqué ir a más.
    Un abrazo
    Keawe

    1. Muchas gracias Keawe! Si la verdad que ese dolor de cabeza aún lo recuerdo y el ibuprofeno juguetón que no quería hacer su efecto….
      Un besote
      Itxi

  2. Te entiendo perfectamente. A mi solo fue una punción y lo pase fatal un dolor de cabeza insoportable con 18 años me lo diagnosticaron una semana ingresada haciendo pruebas. El neurólogo mando fuera de la habitación a mi madre y mi novio (actualmente mi marido) yo nerviosa pérdida pero bueno por desgracia es lo que toca siempre dicen que hay que ser optimistas aunque muchos de los días ni ganas…

    1. Hola Lorena,
      Efectivamente un mal trago que intentamos aceptar como sabemos y podemos. Y esos días malos en que el optimismo brilla por su ausencia, en mi opinión creo que son necesarios ya que necesitamos tiempo para expresar nuestro malestar y así poder recolocarnos de nuevo.
      Un besazo
      Itxi

  3. Leer tus palabras me retrotrae a esos días, donde tras salir de trabajar iba a verte y a decir a ese maridito tuyo, que se fuese a casa un rato, para que nos dejase hablar, ahora ya no hace falta decirle nada, ;p jajajaja. Pero también me acuerdo de que no querias decirme los resultados para no darme un disgusto, siempre pensando en los demás… Pero es que si no, no serías tú. Te quiero pichurrina.

    1. Hola Chocolate!
      Que días aquellos verdad! Gracias a personas como tú se hicieron más llevaderos. Eres la bomba! Muchas gracias por seguir a mi lado cuidandome! Te quiero pichurrina!

  4. Hola pequeña… Pese a que muchos de los acontecimientos me los sé (véase este desafortunado capítulo en el que te dan el diagnóstico de esta manera en la que no quiero entrar por respeto y porque no merece ni una palabra…) Cada capítulo que escribes me sitúa, de nuevo, un poco más en tu piel y me invaden las emociones.
    Es normal que ese maridito tuyo se quedara… Jeje todos aquellos que te conocemos y te queremos, nos quedamos, estamos y nos quedaremos SIEMPRE porque eres una mujer maravillosa y por ello queremos que nos permitas acompañarte en la vida. Te admiro, pequeña. Un besazo.

    1. Muchas gracias Nani. Por supuesto que te dejo acompañarme!Y espero que tú a mi. Muchas gracias por tus palabras, me emocionas… Te quiero mucho peque!

    1. Hola Elsa,
      Qué ilusión me ha hecho verte por aquí!! Muchas gracias por tu presencia y por seguir en mi camino desde hace tantos años. Yo también te quiero mucho petardilla! MUAKS

  5. Hola Itxi! Me gusta leerte. Veo como ironizas de vez en cuando y como “te sales del cuadro” para observarte con buen humor. Me gusta lo que haces y como lo haces. Demuestras la inteligencia que posiblemente le falte a muchos de los que no padecemos esta enfermedad. Entiendo que no lo harás siempre…Hay “momentos” y “momentos”, pero no cabe duda que las personas a las que la vida golpea, y sobreviven a los golpes, se van haciendo más fuertes y saben buscar formas de adaptarse para sufrir menos y sacar chispas a los buenos momentos de cada día, y que de alguna manera resultais un ejemplo del “vivir”. Haceis realidad aquello de “caerse está permitido… levantarse es obligatorio” Ahí queda eso!
    Recibe un abrazo lleno de mi cariño

  6. Itxi
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, es muy importante como se da la noticia… frente a un diagnóstico que te puede cambiar la vida… Cuando todavía no tienes información suficiente sobre la enfermedad…
    La persona puede entrar en shock, en duelo, se necesita procesar la información y encontrar estrategias que te ayuden a ir adaptándote a los cambios. Es tiempo de llorar, de gritar, de callar, en definitiva, es tu TIEMPO.

    Gracias por tu experiencia

    Saludos

  7. Hola Itxi,

    Cómo me emociona leer tu post y sentirme tan identificada contigo. Se me pone una bola en el estómago al recordar esos días, de los que parece que han pasado siglos, pero apenas hace año y medio ¡Qué mal se pasa!

    Y por supuesto que a la hora del diagnóstico es importantísimo que se traten las cosas con delicadeza, se explique y se empatice con los pacientes. Y en casos así que no te suelten las cosas como si te echaran un jarro de agua fría repentino…

    Pero me quedo con una cosa que me ha llenado de alegría, ¡el apoyo de tu marido! Con lo que he leído de ti y lo que nos has contado de él, sobran las palabras…

    Un abrazo

  8. Si, el personal sanitario es un gran apoyo y muchas veces sin ell@s nuestra estancia por un hospital sería muy traumática. Pero a todo el mundo le ha tocado un poquito de esa parte inhumana que tienen por protección y que te hunde en la tristeza por unos momentos. Tampoco sé cuál es la mejor manera para anunciar a cualquier persona está enfermedad… y menos a una pareja joven, en una época en el que estás ilusionado y la salud la das por garantizada…
    Elegiste bien muñeca, un compañero, el resto día a día, partido a partido, paso a paso.
    Mucha fuerza!
    T

  9. Hola Itzi!!,lo haces muy bien,me gusta como cuentas tu experiencia,sin estridencias,contando las cosas con sencillez y humor.Eres una gran mujer y muy valiente aunque tu ahora no lo veas así. Sigue escribiendo porque es bueno para ti y para todos.Te quiero.Un besote.

  10. Hola preciosa…te acabo de conocer hace poquito…pero me has transmitido tanto,que parece que te conozca de siempre.Eres maravillosa y muchas veces te tengo en mi pensamiento…..me enseñas algo esencial ,saber vivir ante la adversidad , y no es facil ,al menos para mi.Doy gracias por haberte conocido,eres un regalo para mi… besos y abrazos.espero que nos volvamos a ver pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *